Directorio Cubano

Ciencia no acompaña pretensión de EE.UU. contra Cuba

La comisión médica cubana conformada para este caso aseguró que ninguno de los síntomas fueron causados por los alegados ataques sónicos. (Foto: PL)



Estados Unidos persiste en utilizar el término ataques para referirse a los alegados incidentes de salud reportados por diplomáticos norteamericanos en La Habana, aun cuando la ciencia no respalda tales acusaciones.



No hay evidencia, teoría, ni resultado investigativo apegado a la
ciencia que justifique el uso del término ataque que Washington continúa
utilizando públicamente, aunque en encuentros oficiales reconoce que no
existen evidencias, expresó el director general para Estados Unidos de
la cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío.



En conferencia de prensa el funcionario argumentó que las
investigaciones cubanas y los resultados de los intercambios de
criterios con autoridades de Estados Unidos no permiten sustentar las
hipótesis de que se haya producido ataque alguno.



La investigación del Buró Federal de Investigación descarta la
hipótesis de un ataque acústico, sónico, ultrasónico o infrasónico,
agregó ante periodistas nacionales y extranjeros.



Además complementó que en los intercambios oficiales con el Gobierno
de Estados Unidos, con presencia de personal diplomático y médico en
ambos casos, no se ha presentado en ningún momento evidencia de ataque
alguno.



Este tema ha sido objeto de manipulación política por parte de
Washington, con acusaciones infundadas que han servido como pretexto
para tomar medidas que atentan contra las relaciones bilaterales en
múltiples planos con la reducción del personal diplomático, la expulsión
injustificada de diplomáticos cubanos de Estados Unidos, la emisión de
una alerta de viaje y la suspensión de servicios consulares en La
Habana, puntualizó.



Fernández de Cossío dijo que Cuba no ha puesto en duda que pueda
existir personal enfermo. Lo cierto es que, a partir de las
investigaciones realizadas y de la evidencia existente, nada indica que
la enfermedad que puedan padecer o los síntomas reportados sean
resultado de la estancia en la isla.



Desde el 17 de febrero de 2017, cuando la embajada de Estados Unidos
en Cuba informó al Ministerio de Relaciones Exteriores que habían
ocurrido presuntos ataques que provocaron afecciones auditivas y de otra
índole a funcionarios en esa sede diplomática en La Habana, el gobierno
de la isla le brindó una atención prioritaria y urgente al asunto, y
dispuso las medidas necesarias para esclarecer los hechos, esclareció.



Por su parte, Mitchell Valdés, director del Centro de Neurociencias
de Cuba, resumió el trabajo realizado por el comité de expertos cubanos y
la Academia de Ciencias de la isla sobre los supuestos incidentes de
salud reportados por diplomáticos de Estados Unidos.



Valdés explicó que de acuerdo con la comisión médica cubana
conformada para este caso ninguno de los síntomas fueron causados por
los alegados ataques sónicos.
Oferta Hoteles Cuba

Top News

Cubalan Noticias